Noticias

Panamá impulsa agenda a favor de las mujeres rurales

Hacer visible la contribución de las mujeres rurales a la seguridad alimentaria, al desarrollo económico y social de sus comunidades, además de presentar los desafíos que enfrentan en el camino hacia el desarrollo, son parte de los temas que serán abordados en el Foro: Avances y Desafíos de las Mujeres Rurales – Agenda 2030, que se realizará en el Hotel El Panamá, Salón Gran Centenario a las 9:00 a.m. en el marco del “Día Internacional de la Mujer Rural” y la finalización del “Programa Tú Puedes Mujer” desarrollado en el marco de un convenio de cooperación técnica entre el Instituto Nacional de la Mujer y el INADEH, y la asistencia técnica del MIDA y la ARAP.

El exitoso modelo de intervención “Tú Puedes Mujer”, enmarcado en la Agenda Regional para las Mujeres Rurales, impulsada por el Instituto Nacional de la Mujer al presidir la Presidencia Pro tempore del Consejo de Ministras de la Mujer de Centroamérica y República Dominicana COMMCA – SICA, ha sido articulado a través de los catorce centros del Instituto Nacional de la Mujer – CINAMU, ubicados estratégicamente a nivel nacional, y fija su atención en impactar a más de 700 mujeres en todo el país, quienes han recibido por más de 300 horas, en 200 días de jornadas, asistencia técnica y una formación integral, transformando sus vidas , al mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, aumentar el potencial productivo, el fortalecimiento de su liderazgo y participación en el desarrollo de sus comunidades.

El perfil de las beneficiarias del programa, da cuenta de la realidad de nuestras mujeres rurales, cuando un 61% es desempleada, un 39% tiene entre 3 a 5 hijos y un 44% solo ha llegado a nivel de primaria.

Los datos, son muestra de las limitaciones que tienen las mujeres rurales, quienes dedican más tiempo que los hombres y las mujeres urbanas a las tareas domésticas y los quehaceres del hogar. Según un estudio sobre el tiempo y la pobreza hídrica se estima que las mujeres emplean por lo menos 16 millones de horas diarias recogiendo agua potable; los hombres emplean 6 millones de horas en esa actividad; y las niñas y los niños, 4 millones de horas.

Las mujeres rurales controlan menos tierra que los hombres y tienen un acceso limitado a los insumos, las semillas, el crédito y los servicios, en un sector que es masculinizado y donde menos del 20 por ciento de los propietarios de tierras son mujeres.

Sumado a lo anterior, las mujeres rurales jóvenes, abandonan el mundo rural en busca de mejores oportunidades para ellas, sus hijos e hijas, y el progresivo envejecimiento del medio rural es una realidad que no desaparece, sino que aumenta con el paso de los años.

De acuerdo a la FAO, la mitad de todos los alimentos producidos en el mundo provienen de la agricultura familiar. En América Latina y el Caribe hay 15 millones de fincas de agricultura familiar, con 400 millones de hectáreas de tierra. En Centroamérica los agricultores familiares representan entre el 80 y 90% de los productores de maíz y frijol, y producen entre el 75 y 80% de estos cultivos. En Panamá, el 70% de los alimentos e ingresos en zonas rurales proceden de la agricultura desarrollada por las mujeres.

La experiencia demuestra que mejorar la igualdad de género en las zonas rurales es sin duda un instrumento clave para combatir la pobreza y el hambre.

Uno de los primeros estudios de la FAO comparativos de países en vías de desarrollo concluyó que, entre 1970 y 1995, el 43% de la reducción del hambre que se produjo fue atribuible al progreso realizado en la educación y empoderamiento de las mujeres. Otro 12% de la reducción del hambre fue atribuible al aumento de la esperanza de vida de las mujeres. Por tanto, todo un 55% del aumento de la seguridad alimentaria en los países estudiados se debió a la mejora del estatus social de las mujeres.

Estos temas interrelacionados tienen más relevancia que nunca, cuando existe la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible como hoja de ruta mundial. La igualdad de género y el empoderamiento y los derechos de las mujeres son asuntos transversales en la Agenda 2030.

Nuestras mujeres rurales, hoy son mujeres en acción, que han superado durante el programa varios retos, entre ellos el miedo de emprender, organizarse, decidir sobre el uso del tiempo, superar las distancias, tomar decisiones para la distribución de roles y tareas y realizar con éxito su primera cosecha.

  • 700 mujeres en todo el país, han recibido por más de 300 horas, en 200 días de jornadas, asistencia técnica y una formación integral, a través del Programa Tú Puedes Mujer.
  • El perfil del número de beneficiarias del programa, da cuenta de la realidad de nuestras mujeres rurales, cuando un 61% es desempleada, un 39% tiene entre 3 a 5 hijos y un 44% solo ha llegado a nivel de primaria.
  • En Panamá, el 70% de los alimentos e ingresos en zonas rurales proceden de la agricultura desarrollada por las mujeres.
  • Las mujeres rurales de Panamá, dedican mayor tiempo que los hombres de zonas urbanas las tareas de hogar y tienen menos acceso a créditos y servicios en un sector masculinizado.
  • Las mujeres rurales trabajan más y ganan menos, un 24% menos que los hombres y tienen un 38 por ciento menos de posibilidades en comparación con una mujer urbana de dar a luz con la asistencia de una o un profesional de la salud competente.
  • El aumento de 55% de la seguridad alimentaria en los países, se debió a la mejora del estatus social de las mujeres.
  • Las mujeres rurales del mundo , se ven limitadas por factores como la discriminación y los estereotipos, mayor trabajo no remunerado dentro del hogar, que repercuten en la vida de las mujeres y en el sector agrícola, limitando el acceso a los recursos y servicios que precisan para conseguir un mayor desarrollo.
  • En América Latina y el Caribe, a nivel de pobreza, 6 de cada 10 mujeres son del área rural.

Deja un comentario