Contra virus y pandemia: Banconal presenta sus avances

banconal-pandemia-e1599858141223.jpg

 

La primera institución financiera sustenta presupuesto para el 2021 y da a conocer distintos logros en materia de transformación digital, infraestructura, aceleramiento de procesos, certificaciones en riesgo y emisión de bonos en mercados internacionales.

Si bien es cierto, su reestructuración ya era un reto bastante difícil. Ahora, con la llegada del Covid-19, se convierte en un desafío aún mas comprometedor que los obliga a impulsar la mejora de sus canales virtuales de atención como la billetera electrónica nacional, banca en línea, banca móvil e info voz. La billetera electrónica nacional, fue lanzada en enero de este año en conjunto con la Universidad Tecnológica de Panamá.

El Gerente General de la institución Javier Carrizo Esquivel, informó que del total del presupuesto que asciende a B/. 2,089.8 millones,  B/.1,756.5 millones será destinado a inversiones, dándole principal importancia a las colocaciones de préstamos dirigidos principalmente al sector privado.

“Este presupuesto le permite al Banco apoyar a los panameños en la reactivación económica de nuestra sociedad y a los diferentes sectores productivos del país, con el programa Banca de Oportunidades que tiene como fin canalizar los préstamos para el desarrollo de micro-emprendedores, cuyos proyectos estén relacionados a temas agropecuarios, agroindustriales, artesanales, tecnológicos y turísticos” especificó.

Durante su presentación enumeró los logros más importantes alcanzados por Banconal a la fecha. Resaltó el hecho histórico de la emisión de bonos por B/.1,000 millones de dólares en los mercados internacionales con unas condiciones muy favorables para la institución. Otro logro es que la entidad mejora la calificación nacional de Largo Plazo de AAA (pan) posicionándola ahora en AA+(pan) en Fitch Ratings. También, el Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (MERCO) ubica a la institución por primera vez, en el top 10 de las empresas con mejor reputación. Y, por último, recibe la calificación de riesgo internacional de largo plazo en BBB+ (Perspectiva Estable) por Standard & Poor´s.

El capital del banco aumenta a $750 millones, convirtiéndose en el más alto de la plaza. Esta acción en conjunto con la emisión de bonos internacionales, están encaminadas a fortalecer la estructura del balance, de forma tal que se aumentara la liquidez de la institución para depender menos de los fondos del Estado y, al mismo tiempo, garantizar fondos a largo plazo.

En una entrevista comunicó respuestas a algunos acontecimientos presentados durante la pandemia. Como, por ejemplo, el pago a jubilados durante el tema del cierre de instalaciones. Efectuaron una respuesta rápida y eficaz como lo fue el sistema de tarjeta clave, logrando que 80,000 jubilados pudieran cobrar sus pagos por medio de cajeros automáticos.

También manifestó un ejemplo de aceleración de procesos, destacando que anteriormente para tramitar una hipoteca, tomaba aproximadamente 187 días en promedio y actualmente se ha reducido a 90 días. Esto fue gracias a un acuerdo con el Registro Público para usar la herramienta de telemática que permitió acelerar el proceso, puesto que los documentos se envían en línea en un formato digital y los pagos se efectúan electrónicamente.

A pesar de la crisis, la gerencia esta comprometida a continuar el compromiso de mejorar y dar respuesta a sus clientes. Desde julio del año pasado se inicia la ruta para el proceso de transformación y cambio organizacional fundamentado en tres pilares: 1. Los clientes. 2. Los colaboradores. 3. Mejoramiento continuo.

“Estamos trabajando en varios aspectos que se enmarcan en la mejora continua como filosofía de trabajo. Hemos creado una Sub-Gerencia General de Riesgo y Cumplimiento. Esta agrupa áreas de vital importancia para la institución, como lo son: cumplimiento, administración de crédito, riesgo integral, ciberseguridad y data management” compartió.  

Otras fuentes:

https://www.banconal.com.pa/index.php?option=com_content&view=article&id=639:co-nacional-sustenta-presupuesto-de-b-2-089-8-millones-para-el-ano-2021&catid=10&Itemid=166

https://ensegundos.com.pa/2020/09/09/pandemia-forzo-al-bnp-a-acelerar-los-cambios-tecnologicos/

 

Más de cuatro mil estudiantes pronto retomarán clases en renovadas estructuras escolares

Panamá-Oeste-690x450-1.jpg

El trabajo en equipo de los escolares, padres de familia, docentes y directivos de la PPS, ha jugado un papel importante en el renacer y el rescate de un espacio para la educación y que ha formado, desde 1946 (76 años), a jóvenes de Panamá Oeste.

Con una inversión de 21 millones de balboas, el colegio Pedro Pablo Sánchez, en el distrito de La Chorrera, avanza en la remodelación, construcción de nuevos pabellones y pronto volverá a ser faro de la educación en la provincia de Panamá Oeste.

En un área de siete hectáreas, las instalaciones con modernas estructuras, esperan que los más de cuatro mil estudiantes retomen las clases presenciales en un período corto de tiempo.

Durante una reunión con las comunidades educativas de las escuelas Pedro Pablo Sánchez (PPS), Moisés Castillo Ocaña y Guillermo Endara Galimany, autoridades del Ministerio de Educación y directivos de la empresa constructora, aseguraron que los modernos edificios de la PPS, tendrán un sistema de voz y data, de vigilancia, alarma contra incendios y robos, entre otros para garantizar la seguridad de los estudiantes.

En el encuentro participó el viceministro de Infraestructura, Ricardo Sánchez, quien explicó los avances de los proyectos en estos planteles educativos. También asistieron Narciso Basto Díaz, director de la PPS; Colombia de Muñoz, presidente de la Asociación de Padres de Familia; Arturo Díez, por la constructora; y Guadalupe López, por parte de los estudiantes.

En el intercambio de ideas se hizo énfasis en el liderazgo y la resiliencia de los alumnos y directivos del plantel para continuar con el proceso enseñanza aprendizaje, mientras se culmina la obra. Acudientes y estudiantes reafirmaron el compromiso con la educación en el sector Oeste, como eje que permita transformar vidas y generar líderes en actividades de la comunidad.

El trabajo en equipo de los escolares, padres de familia, docentes y directivos de la PPS, ha jugado un papel importante en el renacer y el rescate de un espacio para la educación y que ha formado, desde 1946 (76 años), a jóvenes del Oeste.

Además de la reconstrucción de la PPS, se confirmó la pronta entrega de otros proyectos de infraestructura educativa, en la provincia de Panamá Oeste, y que muestran un significativo porcentaje de avance.

Fuente/Foto: Meduca

El embarazo en niñas es un problema para la salud, economía y para el futuro del país

EMBARAZADA-ADOLESCENTE-EMBARAZO-30-e1632156035812-777x437-1.jpg

Según las Naciones Unidas, a nivel global, 1 de cada 3 mujeres experimentan violencia de pareja íntima y 1 de cada 10 niñas menores de edad son víctimas de violación.  Panamá no escapa a esa realidad. En el período 2019-2020 se reportaron 851 niñas menores de 14 años quienes tuvieron partos. Todas han sido violadas. El abuso sexual de estas niñas es una violación grave, sistemática y extendida de sus derechos humanos.

El caso de la niña de 8 años descrito ampliamente en medios de comunicación masiva ha sido condenado por la Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología porque este no es un tema nuevo. Es un problema de más de 25 años de evolución en Panamá, tiempo en el cual el país ha fallado en proteger a las niñas, en brindarles educación sexual, en dotarles de herramientas para el manejo del estrés postraumático de las víctimas de violación, en la reintegración de las niñas vulneradas y en el castigo de los violadores sexuales.

Nosotros y nosotras en Ciencia en Panamá, pronunciamos lo siguiente sobre ese caso particular y sobre otros:

  • La maternidad forzada de las niñas genera daños psicológicos irreversibles. La violencia sexual a edades tempranas tiene muchas consecuencias en el bienestar psicosocial y en el desarrollo durante toda la vida de las niñas y sus hijas e hijos.
  • El sistema falló en la interrupción del embarazo producto de una violación, conforme lo establece el Código Penal (Artículo 144). El Estado de la República de Panamá tiene la obligación de proteger y cuidar el bienestar y la salud física y mental de las niñas, niños y adolescentes.
  • Se hace inminente la apertura de las aulas de clases, porque estos constituyen en muchos casos los únicos sitios seguros y de protección de niñas, niños y adolescentes, ya que ellas y ellos pueden salir de espacios en donde se encuentren en riesgo, pasar más horas en las escuelas, aprender sobre educación sexual y sus docentes pueden encontrar patrones de abuso y alertar a las autoridades correspondientes.

Por esto proponemos las siguientes acciones:

  • Las autoridades deben asegurar albergue seguro, servicios de salud mental y socioeconómicos para disminuir la carga de las niñas que son forzadas a ser madres, así como de sus hijas e hijos.
  • El seguimiento oportuno será fundamental para asegurar el acceso a programas de servicio social y salud mental de las niñas y el bienestar biológico y social de su hijos e hijas.
  • Implementación amplia de la educación integral en salud y sexualidad en las escuelas y a nivel comunitario. Este proceso debe incluir a padres y madres y a otras y otros cuidadores primarios, docentes y líderes comunitarios como multiplicadores del mensaje. En Panamá se han generado iniciativas multisectoriales particulares, para responder ante esta necesidad, generando resultados positivos. Sin embargo, consideramos que debe ser una política pública nacional.
  • Promover estudios multidisciplinares, que integren disciplinas como sociología, antropología, derechos humanos, salud pública, mental y sexual a nivel nacional para identificar barreras y soluciones para disminuir el impacto del embarazo y otros indicadores claves de la salud sexual y reproductiva en niñas, niños y adolescentes en Panamá.

Nosotros y nosotras, integrantes de Ciencia en Panamá, reafirmamos nuestro compromiso de promover y proteger los derechos de las niñas, niños y adolescentes de Panamá. Rechazamos los movimientos anti-ciencia que interceden en cumplir con sus derechos. Pedimos al Estado panameño y a toda la sociedad cumplir con mantener la integridad de nuestras futuras generaciones.

Panamá, 5 de marzo de 2022

Fuente: Ciencia en Panamá

Defensoría del Pueblo exhorta a las mujeres a denunciar a sus agresores

woman-in-fear-of-domestic-abuse-picture-id180135142.jpg

Tras conocerse el caso de una joven de 15 años asesinada en Colón, presuntamente, por su novio de 17 años, el defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc, exhortó a las mujeres a no normalizar la violencia y denunciar a sus agresores.

El defensor del Pueblo dijo en un comunicado que “el país cuenta con el Observatorio Panameño contra la Violencia de Género y es importante denunciar los actos de violencia contra las mujeres y fortalecer las medidas de protección”.

Indicó que ahora que se está revisando la ley que crea a los Jueces de Paz, hay que darle mayor fortaleza y protección a las mujeres víctimas de la violencia, reformulando el tema de las boletas de alejamiento.

“Actualmente esas boletas no alejan al agresor de las víctimas y tampoco le dan paz a las mujeres afectadas por la violencia intrafamiliar o doméstica”, sostuvo Leblanc, quien además dijo que apoya al Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) en el tema del uso de los grilletes electrónicos.

“Medidas como los grilletes electrónicos apoyamos mucho al Inamu”, expresó.

Datos del Ministerio Público revelan que durante enero de 2022, las denuncias por violencia doméstica llegaron a 2,011 casos y se registró un feminicidio.

Fuente: La Estrella de Panamá

Royal Caribbean vuelve a Panamá a partir del próximo año 2023

Cruceros.jpg

La empresa de cruceros Royal Caribbean International vuelve a Panamá con 19 operaciones anuales de puerto base (homeport), a partir del próximo año 2023, lo cual marca el retorno de  la naviera noruego-estadounidense a Latinoamérica, después de nueve años de ausencia,  confirmó la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

Se prevé que  a partir de diciembre de 2023,  estas operaciones traigan  al país más de 40 mil visitantes anualmente y una derrama económica por alrededor de $28 millones  anuales. Esto tomando en cuenta que un crucerista pasa en promedio dos días en los destinos donde embarca o desembarca en el puerto base, adelantó.

“Estamos muy motivados por el anuncio de las nuevas operaciones de Royal Caribbean con puerto base en Panamá, aprovechando las condiciones de ser el único país con puertos de cruceros en costa del Pacífico y en el Caribe y el Canal de Panamá que conecta ambos” expresó el administrador de Turismo, Iván Eskildsen.

La naviera regresará a  Panamá con tres nuevos itinerarios de viaje que se realizarán desde puertos panameños en Colón y la Ciudad de Panamá; y Cartagena, Colombia,, según anunció  Royal Caribbean International, en presencia de altos ejecutivos de la línea de cruceros.

En la primera temporada, Rhapsody of the Seas, con capacidad para 2,146 pasajeros,  se embarcará en una aventura por el Caribe, Latinoamérica y el Canal de Panamá, ofreciendo itinerarios sin visa estadounidense por la región, a partir de diciembre de 2023, desde tres ciudades ricas en cultura e historia en siete noches.

“La reanudación de este tipo de actividades contribuirá de forma significativa a agilizar la reactivación económica en la ciudad de Colón y Panamá, al atraer divisas y eventos internacionales”, señaló el titular de la ATP.

La temporada completa de esta primera temporada estará dividida en dos fases. La primera de ida y vuelta desde Colón, Panamá con salidas desde Cartagena, Colombia, visitando las paradisíacas islas de Aruba, Bonaire y Curazao, donde el crucerista  podrá vivir una aventura y entretenimiento inovidable a abordo  del Rhapsody of the Seas

Mientras que la segunda fase comenzará en febrero de 2024, con un itinerario entre Colón y el nuevo puerto base en Fuerte Amador, Ciudad de Panamá, que navegarán a través del  Canal de Panamá en ocho salidas, y harán escala en Cartagena, Colombia, Puntarenas, Costa Rica y el nuevo puerto para la compañía de Quepos, en Costa Rica.

En una publicación de la página web  Caribbean News Digital, Sean Treacy, SVP, Internacional de Royal Caribbean International,  manifestó estar convencida de que Latinoamérica cuenta con una diversidad de puertos para crear las mejores experiencias para toda la familia.

Aunado a ello  expresó que: «con la incorporación de Rhapsody of the Seas al mercado latinoamericano, contaremos con un producto que no necesitará visa estadounidense, ofreciendo una temporada con variedad de itinerarios, incluyendo el Canal de Panamá».

Temporada de cruceros

Durante esta temporada de cruceros, la cual empezó en noviembre de 2021 al 30 de enero de 2022, han ingresado 29,481 pasajeros a través de los puertos de Amador, Colón 2000 y Gatún.

En ese sentido,  Panamá tiene la posibilidad de posicionarse de manera muy competitiva por las bondades que ofrece por su conectividad, seguridad, infraestructura y el complemento que le aportan las experiencias de turismo cultural y de naturaleza, afirmó la fuente de la ATP.

Destacó que desde el Gobierno Nacional se emprenden esfuerzos siguiendo el Plan Maestro de Turismo Sostenible 2020-2025, con aproximadamente $800 millones  en inversión a nivel nacional coordinados con el Gabinete Turístico, cuyo objetivo es fortalecer la actividad turística como sector económico estratégico, y con el propósito de generar empleos, integrar a las comunidades, articular los territorios y aumentar la competitividad de la industria panameña.

Fuente: La Estrella de Panamá

Panamá crea un centro de vacunas y biofármacos

620eddfdb9fe9.jpg

Un centro regional de innovación en vacunas y biofármacos ha sido aprobado para su constitución en Panamá con el objetivo de dotar al país de capacidad para producir sus propias vacunas, anticuerpos monoclonales y proteínas recombinantes.

El 15 de febrero de 2022 la Junta Directiva de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) autorizó la creación de la Asociación de Interés Público denominada como Centro Regional de Innovación en Vacunas y Biofármacos (CRIVB AIP), con miras a garantizar de manera sostenible la calidad de vida de los ciudadanos.

La pandemia de Influenza H1N1 (2009), los brotes epidémicos de coronavirus (2002 & 2012), Ébola (2014), y la actual pandemia de SARS-CoV-2 (2019), así como la emergencia de variantes virales ha demostrado que la capacidad de investigar, desarrollar y producir vacunas es un tema de seguridad nacional para Panamá y el mundo.

La misión del centro será el estudio y desarrollo rápido de vacunas candidatas desde el laboratorio a la clínica. Su foco serán las enfermedades emergentes y reemergentes y otras enfermedades de interés para la salud pública. Su alcance geográfico será Centroamérica y el Caribe, región que, a excepción de Cuba, no cuenta con instituciones académicas, ni industriales enfocadas a la investigación y desarrollo de vacunas.

El CRIVB AIP impulsará la generación de conocimiento y el desarrollo de la ciencia, de la capacidad científica nacional y la sostenibilidad en un corto y largo plazo de la seguridad sanitaria nacional.

El Dr. Eduardo Ortega-Barría, secretario nacional de la Senacyt y secretario de la Junta Directiva de dicha institución, manifestó: “Proponemos establecer el CRIVB AIP con el objetivo de establecer una plataforma para desarrollar las capacidades de investigación y producción de vacunas y otros biofármacos de importancia para la salud pública y garantizar la seguridad nacional y regional en este sector. El centro garantizará la preparación y respuesta rápida a patógenos emergentes”.

Los programas de investigación del CRIVB AIP abarcan disciplinas relacionadas con enfermedades infecciosas, la investigación y desarrollo de vacunas; las nuevas medicinas y tecnologías avanzadas; y la investigación traslacional (traslado de los resultados de investigación a la práctica clínica). De igual forma, el centro contará con laboratorios de patogénesis microbiana, virología, inmunología de enfermedades infecciosas, biofarmacéuticas y bioinformática. Las plataformas tecnológicas de esta AIP estarán vinculadas con vacunas de proteínas recombinante, vacunas de ARNm y anticuerpos monoclonales y biofármacos.

En este sentido, el CRIVB AIP buscará proveer a la región la capacidad de fabricar vacunas requeridas para la preparación y respuesta a emergencias sanitarias a través del uso de plataformas tecnológicas de vanguardia. Este centro implicará la construcción de una planta piloto de producción de vacunas para estudios de fase I y II de investigación clínica, e involucrará el desarrollo de una planta de manufactura de vacunas y biofármacos de bajo volumen (30 millones de dosis) para la región.

Por ello, se solicitó la aprobación del gasto de B/. 3,500,000 autorizados de firma del acuerdo de administración de fondos entre la Senacyt y la Fundación Ciudad del Saber para el desarrollo de la fase I del CRIVB AIP.

Con el inicio del CRIVB AIP, se espera que la infraestructura productiva y educativa del país se fortalezca y que atienda las necesidades para reintegrar el creciente número de becarios regresando al país o estudiantes graduandos de universidades.

Participaron en la reunión de constitución Rafael Mezquita, presidente de la Junta Directiva de la Senacyt y representante del Ministerio de la Presidencia; Raquel García Sittón, de la Asociación Bancaria de Panamá; Shannow Weeks Santos, del Centro de Investigación del Sector Público; Luis Carlos Herrera, de los Centros de Investigación no Gubernamentales; Roger Sánchez, del Consejo de Rectores de Panamá; y Sinthia Sandoval, del Ministerio de Educación.

Por votación unánime se aprobó la creación de CRIVB AIP, así como la autorización al secretario nacional de la Senacyt a realizar los trámites necesarios para ello.

Se espera que este centro esté ubicado en la Ciudad del Saber, y se proyecta su inauguración entre 2022 y 2023, una vez que se haya remodelado su infraestructura, instalado el equipamiento y validado su funcionamiento.

Contexto

El secretario nacional de la Senacyt, Dr. Eduardo Ortega-Barría, menciona que se han identificado como áreas prioritarias para Panamá, la salud, la capacidad agroalimentaria, el cambio climático, la energía, la transformación digital y logística, por lo que se desarrollan programas con miras a prepararnos para estos retos.

“El país debe atender las enfermedades no transmisibles y los temas relacionados con la pandemia de la COVID-19, los retos del cambio climático, fortalecer la capacidad agroalimentaria y logística, incrementar la capacidad de generación energética a partir de fuentes limpias, e impulsar la transformación digital”.

Por ello, el CRIVB AIP apostará por la generación de conocimiento y la innovación en salud para atender las necesidades del país, lograr una mayor competitividad y alcanzar una transformación productiva, al mismo tiempo que se enfrentan retos globales.

Se prevé que se concreten alianzas con centros de investigación nacionales e internacionales. Recientemente, representantes de Texas A&M University Health Science Center, a través del Mgtr. David Eastes (vicepresidente adjunto) y el Lic. Rodolfo De La Guardia, visitaron el istmo con la intención de fortalecer lazos de cooperación con la Senacyt para colaborar en el marco del CRIVB AIP.

Se espera que las acciones que se emprenderán en este centro sin fines de lucro potencien el desarrollo de la investigación de carácter universal, de manera sostenible y eficiente, alineadas con el Plan Estratégico de Gobierno y el Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Pencyt) 2019-2024.

Generar conocimiento y fortalecer a la comunidad científica

OPORTUNIDAD

Construir capacidad en vacunas y biofármacos es positivo para Panamá y la región, explica el Dr. Ortega-Barría. En materia de salud pública, las vacunas mejoran la calidad y esperanza de vida, y fomentan el bienestar de las naciones. Proveen acceso a vacunas de alta calidad a bajo costo, y brindan seguridad nacional.

Así mismo, esta capacidad permite la generación del conocimiento con el fortalecimiento de la comunidad científica, aumenta la inversión y oportunidades en I+D; estimula el desarrollo de recursos humanos (investigadores, técnicos, reguladores, fabricantes); y la generación de conocimiento y su transformación de innovación y tecnología.

De igual forma, ello trae una oportunidad de negocio y un impulso al crecimiento económico sostenible; incrementa la oportunidad laboral; fomenta la aparición de empresas o industrias locales relacionadas con producción farmacéutica; y estimula la atracción de empresas multinacionales para colaboración empresarial.

Fuente: La Estrella de Panamá

3 mitos sobre la igualdad de género en la ciencia

Ciencia.png

Por Eugenia Rodríguez Blanco y Nadia de León

El 11 de febrero se conmemora el día internacional de la mujer y la niña en la ciencia, y a propósito de las imágenes inspiradoras de mujeres científicas que serán compartidas para esta fecha en las redes sociales, conviene reflexionar y ponerlas en contexto. Es cierto que las mujeres hacen ciencia y que es importante visibilizarlas, pero no significa que el 11 de febrero sea un día para celebrar la igualdad de género en la ciencia, pues todavía no alcanzamos ni las cifras ni las condiciones de equidad como para celebrar.

A pesar de las evidencias generadas en los últimos años en relación a este contexto en la región y en el país, no existe una toma de conciencia generalizada sobre las condiciones de desigualdad que enfrentan las mujeres en las ciencias. Esta falta de reconocimiento del problema al que nos enfrentamos se manifiesta en el discurso mayoritario que recogemos de una manera general en la opinión pública, pero muy especialmente en la comunidad científica, incluyendo a los tomadores de decisiones en estos campos. Sin conciencia sobre las condiciones de inequidad a las que se enfrentan las mujeres en las ciencias, no serán posibles las acciones transformadoras necesarias y sobre las que deberíamos insistir en un día como este. Como afirmaba la socióloga feminista Dora Barrancos, “Para superar la inequidad, la primera cuestión es percatarnos de que hay inequidad”.

Para seguir ahondando en ello, proponemos problematizar el contexto en el que las mujeres hacen ciencia a partir de tres mitos que queremos desmentir, precisamente haciendo uso de las evidencias científicas generadas sobre el tema, desde una análisis crítico y feminista. Hay tres mitos en torno a la desigualdad en las ciencias, que constituyen una fuerte resistencia a las iniciativas por la igualdad en las que se trabaja con mucho esfuerzo.

Mito # 1: “Ya llegamos”.

Según este primer mito, las mujeres ya logramos la meta; o en el peor de los casos, “nos quedan solo los últimos cinco metros”. El Diagnóstico de género sobre la participación de las mujeres en la ciencia en Panamá mostró la ausencia de las panameñas en ciertos espacios científicos. Se destaca la permanencia de una segregación horizontal: las mujeres y los hombres se encuentran representados de forma desigual en las diversas áreas de la ciencia, manteniéndose en ellas una división “generizada”, donde siguen siendo menos de un cuarto o un tercio las ingenieras o programadoras, por ejemplo. También persiste una segregación vertical, ésta no tan reconocida como la anterior, con una sobrerrepresentación de mujeres en los puestos más bajos de la jerarquía de las ciencias, y de los hombres en los puestos más altos, que gozan de mayor prestigio, valor económico y poder de decisión. Las panameñas en la ciencia pasan pronto a ser minoría en la escalera del avance en sus carreras: aunque son mayoría en las licenciaturas y hay paridad en maestrías, son minoría en los doctorados y van desapareciendo en los niveles más altos del Sistema Nacional de Investigación (SNI) o en la dirección de instituciones. Referirse a estas oportunidades y espacios como “los últimos cinco metros”, minimiza la dimensión de la brecha de género en la toma de decisiones en la ciencia, que, sin embargo, es grande y determinante, a la vez que desestima las desigualdades aún existentes en los lugares o posiciones que sí se ocupan.

Mito #2. “Aquí somos todos iguales”.

El segundo mito sostiene que “ya hay igualdad”, contrastando la situación actual con la de hace unas décadas, cuando la desigualdad era aún más crítica. Este mito se basa en la falta de reconocimiento de las inequidades de género que enfrentan todavía hoy las mujeres para acceder y permanecer en la ciencia. Que actualmente haya más que antes, ¿significa que las inequidades ya no existen? ¿A las mujeres les cuesta lo mismo llegar y permanecer que a sus colegas varones? Sobre ello, Gloria Bonder, experta en la materia, afirma que estamos ante un “espejismo de la igualdad”, llamando la atención a esta falta de problematización y reconocimiento. Se apela al pasado para reconocer el avance y se argumenta la falta de interés de las mujeres en ocupar puestos donde actualmente no están, para explicar la segregación horizontal y vertical.

Siguen siendo explicativas las metáforas del techo de cristal o el suelo pegajoso, usadas en la literatura de género para referir a obstáculos invisibilizados que enfrentan las mujeres para acceder a posiciones altas en la ciencia, la economía o la política. Otra metáfora, la de la tubería con fugas, representa la pérdida de mujeres en el transcurso de sus carreras científicas y permite visibilizar los condicionantes de género (roles, estereotipos y relaciones) que aún están vigentes, y que explican que a las mujeres les cueste más llegar y permanecer que a sus compañeros varones. Entre estos condicionantes están una mayor carga en las responsabilidades de cuidados y del hogar (que en Panamá todavía recae sobre ellas con el doble de horas que los hombres), pero también el acoso y el abuso sexual que tiene lugar en instituciones científicas o académicas, como expresión de la dominación masculina que impera en la ciencia, y que las mujeres científicas se ven obligadas a soportar en el desarrollo de su carrera. Todo ello gace que les cueste más llegar y permanecer; por tanto, la igualdad en la ciencia sigue siendo un espejismo a pesar de que  las cifras de participación de las mujeres hayan mejorado.

Mito # 3: “El cambio llega solo”.

Se refiere a la creencia de que las mejoras van sucediendo con el simple pasar del tiempo, como por inercia. Esta percepción apareció como una constante en las entrevistas a líderes y directores de instituciones científicas y académicas recogidas en el Diagnóstico mencionado, así como durante el trabajo de campo que venimos haciendo. Afirmaciones y creencias como, “es casi natural que las mujeres vayan ocupando esos puestos” (en referencia a los cargos altos en las ciencias), se basan en una desconsideración de los condicionantes sociales y de género a los que hemos hecho referencia, como si se tratara de un fenómeno natural, más que social. Refleja también un desconocimiento de la historia, que nos ha enseñado que los cambios sociales en cuanto a inclusión y género no suceden si no son impulsados.

Es otro espejismo considerar que no han tenido lugar acciones concretas que han contribuido a contrarrestar las condiciones de desigualdad mencionadas y que han permitido aumentar el número de mujeres en la ciencia. Sin embargo, destaca la ausencia de políticas públicas entre estas acciones. El contrapeso lo hace casi exclusivamente el rol activo de las propias mujeres para permanecer y avanzar, haciendo frente –a veces solas y en silencio– a los condicionantes de género que limitan o dificultan su participación. En este sentido destaca el papel determinante del apoyo entre mujeres en la sociedad panameña para lograr los avances actuales: las madres, las abuelas, las mentoras o las trabajadoras domésticas. Entre estas cadenas de apoyo reconocemos a las primeras científicas panameñas, referentes a quienes dedicamos un proyecto de investigación desarrollado en el CIEPS y financiado por la SENACYT. Estas pioneras de la ciencia se enfrentaron a un contexto histórico aún más desigual y discriminador, que hoy permanece estructuralmente aunque algunos mitos lleven a pensar que un día como hoy debemos celebrar.

Fuente: CIEPS

Inician pruebas de cargas de pilotes en Villa Zaita

20210819_151413-scaled.jpg

La primera prueba de carga de pilotes del proyecto de Extensión de la Línea 1 hasta Villa Zaita, se realizó el día de hoy, con la finalidad de comprobar la capacidad del terreno que soportarán los pilotes de la obra.  

En los 2.2 kilómetros que comprende el proyecto, se construirán 85 pilotes para el viaducto y otros 10 para la Estación Villa Zaita.  

Según el cronograma de obra, se estima que en septiembre próximo se inicie la construcción de los primeros pilotes. En forma paralela, en los próximos días empezarán las adecuaciones viales entre el tramo que comprende el área de San Isidro hasta la entrada de Chivo-Chivo.  

La ejecución de esos trabajos no representa cambios en la configuración de la Vía Transístmica, ya que se realizarán en el hombro de la carretera.

El director general del Metro, ing. Héctor Ortega adelantó que actualmente se realizan las remodelaciones al local donde será trasladada temporalmente la Ulaps de Las Cumbres, para que una vez sea mudada en el verano de 2022, inicien las obras en la estación y el intercambiador (febrero-marzo de 2022).

La extensión de la Línea 1 del Metro tiene como objetivo atender, de manera más eficiente, la demanda que se genera hacia las afueras del área de San Isidro. El proyecto contempla una estación terminal, con una capacidad mayor de 10,000 pasajeros en hora pico.  

Se estima que la obra beneficie a más de 300,000 personas, generando aproximadamente 1,000 plazos de empleos directos e indirectos, durante las diversas fases de construcción.   

Además el proyecto incluye la ampliación de la Vía Transístmica a seis carriles y un segmento con manejo del tráfico a dos niveles, junto con mejoras peatonales y paisajistas que se desarrollarán en la servidumbre existente.  

Igualmente, se construirá un intercambiador de buses con capacidad de más de 8,000 pasajeros en hora pico y un estacionamiento para 800 automóviles. 

Por la seguridad de todos, dentro y fuera del Metro usa tu pantalla facial

metro-pantalla-facial-.jpeg
Reafirmando el compromiso por la seguridad de todos nuestros usuarios, el Metro de Panamá, S.A. informa que, a partir de este lunes 17 de mayo, la utilización de las pantallas o protectores faciales será de uso obligatorio para poder ingresar al sistema. Esta medida se adopta siguiendo las nuevas disposiciones establecidas por las autoridades de Salud, en la que el uso de pantallas faciales es obligatorio al viajar en transporte público. Es importante resaltar que, en el artículo 4 Decreto Ejecutivo N.° 628 de 20 de octubre de 2020, que modifica el artículo 6 del Decreto Ejecutivo N.° 261 de 4 de abril de 2014,  Reglamento de Viajeros del Metro; señala en el numeral 9 que todos los viajeros del Metro, estarán sujetos a las siguientes obligaciones: “Cumplir con las medidas y recomendaciones que establezca el Estado, a través de sus autoridades nacionales, municipales y locales, por emergencia sanitaria o de cualquier otra naturaleza”. Personal operativo, al igual que Unidades Policiales del Metro (UPM) estarán vigilantes para el cumplimiento de esta medida. El uso de pantalla facial no sustituye la mascarilla (de uso obligatorio a partir de junio de 2020), ya que son una barrera complementaria contra el virus. Es importante que los usuarios comprendan que todos deben usar mascarilla y pantalla facial al viajar en el sistema, porque los protege en más del 90% del riesgo de contagio de Covid-19. Durante esta semana hemos realizado una fase de docencia con los usuarios. Los operadores y el personal de Metrocultura han distribuido pantallas faciales a nuestros viajeros en las estaciones, preparándolos para su uso obligatorio. El uso de las pantallas faciales, mascarilla, gel alcoholado y el viaje en silencio, son acciones que se vienen tomando para disminuir el riesgo al contagio del Covid-19, por lo que se pide a los usuarios no bajar la guardia.
scroll to top