BID apoya con fondos adicionales a Centroamérica y República Dominicana frente al Covid-19

foto_0000000120200311152525.jpg

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha puesto a disposición de los países de Centroamérica y República Dominicana cerca de US$1.700 millones adicionales a los programados inicialmente para 2020 para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

Mediante proyectos nuevos para atender la emergencia y la redefinición del programa de préstamos de 2020, en total el BID destina más de US$2.800 millones para enfrentar la crisis sanitaria y sus efectos en la economía en cuatro ejes: respuesta inmediata para salud pública, asistencia a la población más vulnerable afectada, ayuda a las empresas y sus empleados para minimizar las pérdidas económicas, y apoyo a la política fiscal.

En Panamá se han desembolsado ya US$8,75 millones (ampliables hasta US$20 millones) a disposición del Gobierno para ser redireccionados a la compra de equipamiento, contratación de servicios y mejoramiento de la capacidad de respuesta sanitaria en comarcas indígenas. Además, las autoridades del país han solicitado US$300 millones para contribuir con la recuperación del tejido productivo a través del financiamiento a la micro, pequeña y mediana empresa y a los productores agrícolas, y US$400 millones más para fortalecer las finanzas públicas del país. 

En Honduras, el Gobierno ha solicitado la reorientación de US$50 millones provenientes de cuatro préstamos activos al desarrollo e implementación de un nuevo proyecto de salud. Este Plan para la Contención y Respuesta a Casos de Coronavirus en Honduras tiene como objetivos apoyar los esfuerzos de contención del virus, la contratación de personal médico y la compra de equipamiento, la implementación de innovaciones tecnológicas como la telemedicina y teleasistencia y, finalmente, el fomento del autocuidado.

En el caso de El Salvador ya se ha autorizado el desembolso de US$15,4 millones (ampliables hasta US$20 millones en caso de ser necesario) para la compra de equipamiento médico y sanitario como respiradores artificiales, camas hospitalarias, mascarillas, trajes de bioseguridad o monitores, entre otros. Asimismo, se está trabajando en el desarrollo de dos nuevas operaciones: un programa de emergencia para la sostenibilidad macroeconómica y fiscal por US$250 millones y el desarrollo de un programa de fortalecimiento de política pública y gestión fiscal para la atención de la crisis sanitaria y económica por otros US$250 millones. Ambas operaciones son de apoyo presupuestario y contribuirán a aportar liquidez al país para enfrentar la crisis.

En cuanto a recursos de cooperaciones técnicas en ejecución (fondos no reembolsables), el BID ha redireccionado ya en Belice fondos para la compra de kits de testeo y para la implementación de una campaña de comunicación social para promocionar el lavado de manos y prácticas de higiene frente a la pandemia.

Como apoyo a este trabajo con los países, desde el BID se ha trabajado en la agilización de los procesos fiduciarios y mecanismos de acercamiento entre la oferta y la demanda. Ofrecer respuesta inmediata para atender los impactos en el sistema de salud, económicos y sociales generados por la pandemia es la prioridad del BID, por ello se mantiene contacto frecuente desde cada una de sus oficinas en países para brindar soporte técnico y económico 

Las acciones del BID siguen los lineamientos técnicos para atención a la crisis sanitaria provistos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y aprobados por los bancos multilaterales de desarrollo y organismos internacionales presentes en la región. También se trabaja coordinadamente a nivel regional, apoyando y coordinando con agencias como el Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (COMISCA).

Sobre el BID


El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

Grupo BID anuncia áreas prioritarias de su apoyo a países afectados por el Covid-19

s4.reutersmedia.jpg

El Banco Interamericano de Desarrollo y BID Invest anunciaron el enfoque que darán al conjunto de recursos financieros y técnicos que han puesto a disposición de sus países miembros prestatarios y empresas para atender a la crisis desatada por el coronavirus que causa la enfermedad Covid-19.

En base a un extenso diálogo con los gobiernos de sus países miembros y al análisis técnico de sus especialistas, el Grupo BID informó que su apoyo estará concentrado en las siguientes cuatro áreas:

  • Respuesta inmediata para salud pública. Apoyo a la capacidad de preparación y respuesta sanitaria con recursos para contener la transmisión del virus y mitigar su impacto, mediante el fortalecimiento de los sistemas de salud pública y la compra de insumos y equipos.
     
  • Redes de seguridad para las poblaciones vulnerables. Medidas para proteger los ingresos de las poblaciones más afectadas a través de programas existentes de transferencias, pensiones no contributivas y subsidios. Otras medidas contemplan transferencias extraordinarias para trabajadores en el sector informal y apoyo para empresas formales en sectores especialmente afectados por la crisis, como el turismo.
  • Productividad económica y empleo. Para las PYME, que representan el 70% del empleo en la región, programas de financiamiento y garantías de liquidez de corto plazo, de comercio exterior, de restructuración de préstamos, y de apoyo a cadenas de suministro estratégicas.
  • Políticas fiscales para aliviar impactos económicos. Apoyo a los países en el diseño y la implementación de medidas fiscales para financiar la respuesta a la crisis; planes de continuidad para la ejecución de gastos y adquisiciones públicas; y medidas para apoyar la recuperación económica.

“Estamos reprogramando recursos de manera inmediata para ayudar con la emergencia sanitaria”, dijo Luis Alberto Moreno, presidente del BID. “Sin embargo, las dimensiones históricas de esta crisis exigen una estrategia multisectorial que anticipa los impactos sociales y productivos en el mediano y largo plazo. Estas líneas de acción reflejan las prioridades de nuestros gobiernos y el profundo conocimiento de nuestros especialistas sobre los desafíos particulares de cada uno de nuestros países”.

Desde finales de enero, el Grupo BID ha aumentado la disponibilidad de fondos y ajustado sus instrumentos de préstamos con el fin de agilizar su apoyo a los países afectados por el virus. El Banco también ha establecido plataformas de intercambio y aprendizaje para poner a disposición de la región todo su conocimiento técnico y facilitar el diálogo con las organizaciones internacionales y los gobiernos que están colaborando para combatir la pandemia.

Además de reprogramar la cartera existente de proyectos de salud para atender a la crisis, el BID puede dirigir US$3.200 millones adicionales al programa de préstamos inicialmente estipulado para 2020. Estos fondos, sumados a los recursos disponibles que ya se habían programado para 2020, pondrían a disposición de los países hasta US$12.000 millones que pueden ser destinados a la crisis y sus consecuencias.

Los gobiernos también pueden solicitar el redireccionamiento de recursos de la cartera de proyectos que ya están en ejecución con el fin de atender a las necesidades generadas por el virus. Estos recursos podrían alcanzar hasta US$1.350 millones.

BID Invest, la institución del Grupo BID que atiende al sector privado dedicará hasta US$5.000 millones a estos esfuerzos en 2020. De ellos, US$4.500 millones vendrán de su programa de inversiones y estarán enfocados en firmas impactadas por la crisis. Adicionalmente, BID Invest está trabajando en la creación de una nueva Facilidad de Mitigación de Crisis por US$500 millones que priorizará inversiones que responden a la pandemia a través del sector de salud y que proveen acceso a créditos de corto plazo para las PYME, por medio de instituciones financieras y financiamiento de cadenas de suministro. 

Además de estos esfuerzos financieros, el Grupo BID está explorando opciones para agilizar los procesos fiduciarios y los tiempos de aprobación de las operaciones para mejorar y acelerar su apoyo a la región en este momento crítico.

Acerca del Grupo BID

El Grupo BID es la principal fuente de financiamiento para el desarrollo de América Latina y el Caribe. El grupo ayuda a mejorar vidas al brindar soluciones financieras y conocimientos sobre el desarrollo a clientes tanto del sector público como del privado. El grupo está compuesto por el BID, que ha trabajado con gobiernos durante 60 años; BID Invest, que colabora con el sector privado; y BID Lab, que experimenta formas innovadoras de impulsar un crecimiento más inclusivo.

Parten a Panamá los primeros 33 estudiantes becados en China ante coronavirus

457b9243-4e50-45ed-a934-3d400adb6bd9_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg

El primer grupo de 33 estudiantes becados en la República Popular de China partieron de ese país asiático hacia Panamá ante el avance del coronavirus de Wuhan, que ya ha dejado 259 muertos.

Los primeros 33 de 75 que retornan a suelo patrio ya culminaron sus estudios, y estaban a espera de su graduación, sin embargo se les adelantó el vuelo, con el fin que no sean vulnerables al virus.

Los estudiantes que se encuentran en buenas condiciones de salud, una vez lleguen a Panamá, se pondrán en observación epidemiológica “bajo condición de incomunicación por dos semanas”, así lo informó  Wei Qiang, embajador de China en Panamá.

魏强 WEI Qiang@weiasecas

Importante: que una vez en Panamá, se pongan en cuidadosa observación epidemiológica bajo condición de incomunicación por dos semanas. Mejores deseos!

El retorno se da tras conversaciones y bajo la gestión del Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu), el embajador Leonardo Kam, quien representa a Panamá en China y el personal del Consulado de Shanghai.

Panamá activó los protocolos de vigilancia epidemiológica en aeropuertos y otros puntos de entrada al país ante el brote del coronavirus, que ha llevado a la OMS a declarar emergencia internacional.

Fuente: Telemetro

scroll to top